2009/12/14

> Berria: Lesbianismoa > ESTADOS UNIDOS: HOUSTON ELIGIO A UNA ALCALDESA LESBIANA

  • Houston eligió una alcaldesa gay
  • Annise Parker ganó con 53% de los votos
  • Univision, 2009-12-14
Los votantes de Houston eligieron el sábado a la primera alcaldesa abiertamente gay en la historia de la ciudad, tras sobrevivir una reñida campaña electoral que incluyó insultos y mensajes homofóbicos. Annise Parker ganó con 53 por ciento de los votos a su contendiente, el también demócrata, Gene Locke.

Una victoria histórica
Parker, quien ocupaba el puesto de contralor municipal, es una lesbiana que nunca ha ocultado su tendencia sexual. A pesar de esto, venció Locke, el ex abogado municipal de 61 años de edad, que contó con el respaldo de activistas antigay y grupos religiosos conservadores.

Con su victoria, Parker, de 53 años, convirtió a Houston en la mayor ciudad de Estados Unidos que haya tenido un jefe de gobierno declaradamente homosexual. Houston es la cuarta ciudad más grande del país.

En Estados Unidos hay otras ciudades menos importantes que están encabezadas por alcaldes abiertamente homosexuales, entre ellas Pórtland (Oregón), Providence (Rhode Island) y Cambridge (Massachussets).

La homosexualidad de la nueva alcaldesa fue el tema dominante en las últimas semanas de la campaña electoral, donde fue condenada por algunos grupos la "conducta homosexual" de la candidata.

"Sé lo que representa esta victoria para muchas de nosotras, que pensábamos que jamás accederíamos a las funciones más elevadas", expresó Parker tras el anuncio de su victoria en el Centro de Convenciones de Houston.

"Los votantes de Houston han hecho historia", agregó al presentar además a Kathy Hubbard, su pareja sentimental desde hace 19 años, y con quien tiene tres hijos adoptivos.

"Comprendo (el desafío) porque yo también lo vivo. Pero a partir de ahora, unámonos para formar una comunidad", agregó la nueva alcaldesa de Houston, quien en todo momento se mantuvo firme promoviendo su experiencia como directora financiera de la ciudad.

"Estas elecciones han cambiado el mundo para la comunidad gay, lesbiana, bisexual y transexual. Así como tratan sobre mejorar las vidas de todos los habitantes de Houston. Eso será en lo que se enfocará mi gobierno", añadió.

Un 53 por ciento de los cerca de 2.2 millones de habitantes de Houston votaron a favor de Parker, y 47 por ciento por Locke, su adversario.

La comunidad gay la apoyó
Lo cierto es que Parker ganó gracias al apoyo de múltiples organizaciones dominadas por gays y lesbianas en todo el país que movieron su maquinaria política para respaldar y recaudar fondos para su candidatura, además de realizar una intensa campaña telefónica para pedir votos a su favor.

"Estoy orgulloso de que sea la ganadora. La felicito", dijo Locke, quien pretendía convertirse en el segundo alcalde afroamericano que ha tenido la ciudad.

Locke durante la campaña intentó distanciarse de los ataques homofóbicos, al mismo tiempo que cultivaba el voto conservador que podría llevarle a la alcaldía.

En Houston, una ciudad predominantemente demócrata y que cuenta con un 25 por ciento de afroamericanos y un tercio de hispanos, unos 600 mil de sus 2.2 millones de residentes se identifican como homosexuales, según los medios estadounidenses.

Aunque Locke condenó esa retórica, dos de sus más ardientes partidarios contribuyeron dinero a un comité conservador de acción política que a principios de mes envió por correo folletos contra los homosexuales, en los que pedían a los electores que no votaran por Parker por el respaldo que recibió del "grupo político de gays y lesbianas".

Los informes financieros de las campañas electorales indican que Ned Holmes, presidente financiero de la campaña de Locke, y James Dannenbaum, miembro de la comisión financiera, donaron cada uno $20 mil dólares a ese grupo.

Un sondeo difundido esta semana por la Universidad Rice indicó que Parker aventaja a Locke con un 49 por ciento de la intención de voto frente a un 36 por ciento, con un margen de error de cerca del 4.7 por ciento.

Sin embargo, la victoria de Parker se produjo en un estado conservador, en el que los votantes prohibieron las bodas entre homosexuales, y en una ciudad en la que un referéndum para conceder beneficios a las parejas de funcionarios gays fue rechazado.

Parker y Locke son ambos del Partido Demócrata. La elección del sábado en Houston fue necesaria para reemplazar al alcalde Bill White, quien no podía ya aspirar a la reelección tras estar en el cargo por seis años. Ahora White aspira postularse al puesto de gobernador de Texas por el Partido Demócrata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada