2009/12/14

> Berria: Hiesa > ELEVADA INCIDENCIA DE DISFUNCION ERECTIL EN HOMBRES CON VIH

  • Elevada incidencia de disfunción eréctil en hombres con VIH
  • La edad y el uso de inhibidores de la proteasa se han relacionado con dicha afección
  • gTt-VIH, 2009-12-14 # Francesc Martínez
Un estudio llevado a cabo en España y publicado en la edición online de AIDS ha mostrado una elevada incidencia de disfunción eréctil entre personas con VIH.

La disfunción eréctil se define como la imposibilidad de alcanzar o mantener una erección satisfactoria para poder completar una relación sexual.

Anteriores estudios habían apuntado que entre un tercio y tres cuartas partes de los hombres con VIH padecen esta afección. Dicha tasa es significativamente superior a la observada en hombres sin VIH al emparejarse los datos en función de la edad.

Las causas exactas de este problema no se conocen con exactitud, aunque se ha sugerido que puede deberse a la propia infección por VIH, el tratamiento antirretroviral -sobre todo los inhibidores de la proteasa (IP)- y otros factores de riesgo presentes en la población general, como la edad.

Para incrementar los conocimientos relativos a este tema, un grupo de investigadores españoles llevó a cabo un estudio transversal en el que participaron 90 hombres. La prevalencia de disfunción eréctil se evaluó mediante un cuestionario validado. También se tuvo en cuenta la presencia de disfunción sexual, definida como la falta de satisfacción al practicar sexo.

Asimismo, se recopiló información sobre posibles factores de riesgo, como la edad, los niveles de testosterona, la duración de la infección por VIH, el uso de antirretrovirales, la presencia de depresión y los efectos secundarios de los antirretrovirales.

La edad media de los participantes era de 42 años y el 84% de ellos seguía tratamiento antirretroviral. El 43% tomaba IP. El recuento medio de CD4 era de 465 células/mm3 y el 72% de las personas presentaba carga viral indetectable.

El 31% de los participantes manifestó padecer impotencia, y tres cuartas partes de ellos indicaron que este problema era progresivo.

El 53,4% de los integrantes del estudio experimentó disfunción eréctil, de intensidad moderada-grave.

Al analizar los datos mediante un análisis multivariable de regresión logística, se observó una asociación independiente entre la presencia de disfunción eréctil y la edad (por cada diez años, cociente de probabilidades [CP]: 2,2; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,04-4,5; p= 0,04). En el análisis también se halló una relación entre dicha disfunción y el uso de IP (por cada año de tratamiento con inhibidores de la proteasa, CP: 1,6; IC95%: 1,12-2,4; p= 0,01).

La presencia de depresión, lipodistrofia, el empleo de IP y la edad se asociaron con menores puntuaciones relativas a la satisfacción sexual.

Si bien no se encontró una asociación significativa entre los niveles de testosterona y la presencia de disfunción eréctil, todos los participantes con bajos niveles de la hormona mostraban dicha disfunción.

A pesar de que existen diferentes fármacos para tratar la disfunción eréctil, sólo 11 participantes manifestaron utilizar alguno. En la mayoría de casos (80%), el uso de dichos fármacos fue valorado como eficaz.

Los autores del estudio destacaron la importancia de investigar la presencia de disfunción eréctil en hombres con VIH, ya que, además de ser un problema que afecta a la calidad de vida, puede constituir un primer indicador de afecciones de tipo cardiovascular.
  • Fuente: Aidsmap.
  • Referencia: Moreno-Pérez O, et al. Risk factors for sexual and erectile dysfunction in HIV-infected men: the role of protease inhibitors. AIDS 23 (online edition), 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada