2009/11/12

> Berria: Homofobia > C. VALENCIANA: UNA EDIL DE TAVERNES BLANQUES ACUSA AL ALCALDE DE OBSTACULIZAR UNA BODA GAY

  • Una edil de Tavernes Blanques acusa al alcalde de obstaculizar una boda gay
  • Arturo Ros dice que sólo pidió "unos días" para pensar porque le supone "un cargo de conciencia". La concejala afirma que es la aplicación de un derecho y "no hay que pensárselo"
  • Levante, 2009-11-12 # Laura Sena . Tavernes Blanques
Lo que debería ser un día feliz y de celebración rodeados de sus familiares, se está convirtiendo en una carrera de obstáculos para una pareja homosexual de Tavernes Blanques. Querían casarse el próximo 4 de diciembre, cuando se cumplen dos años desde que se conocieron y que oficiara la ceremonia civil en el ayuntamiento la concejala de Acord d'Esquerres, Neus Sánchez. Eligieron el consistorio porque "el horario es más flexible que el de un juzgado" y, de este modo, se facilitaba al máximo de familiares y amigos la asistencia. Formalizaron la solicitud, aportaron la documentación e incluso pagaron la tasa de 80 euros. Pero esta semana se han encontrado con que el alcalde popular, Arturo Ros, pone trabas a la celebración.

Según explica uno de los componentes de la pareja, ha sabido a través de la edila Neus Sánchez que para el mandatario era "una falta de respeto" que esa boda se celebrara en el consistorio porque "va en contra de sus creencias". De ahí que haya tenido varios días encima de la mesa el expediente sin firmarlo. Este vecino explica que solicitaron que fuera la concejala quien los casara para "no poner ni al alcalde ni a nadie del gobierno local en un compromiso". De ahí que opine que "la falta de respeto es la de él con nosotros, si es que se niega a aplicar un derecho que tenemos por ley".

Por su parte, Neus Sánchez relata que el martes recibió una llamada del alcalde en la que le comentó que tenía reticencias en autorizar la delegación de la boda y que no pensaba a firmar "por una cuestión de tipo personal". La edila le contestó que "no se le estaba pidiendo su opinión -en el expediente- sino que aplicara la ley vigente" por lo que no cabía aplicar al asunto "temas de conciencia". "Tú no eres quién para quitar un derecho legal a nadie", indica Sánchez que le dijo al alcalde. Tras una discusión, el mandatario le pidió unos días "para pensarlo". Para Neus Sánchez, "los solicitantes no tienen que esperar nada, ni mucho menos que él se lo piense porque casarse por el procedimiento civil es un derecho legal para los homosexuales y el alcalde no es quién para estar cuestionándose si lo aplica o no".

Por su parte, la pareja que quiere casarse explica que esperará "una respuesta oficial" del consistorio en los próximos días y, si la petición es denegada, "llegaremos hasta el final y hasta el juzgado si es necesario porque podríamos estar ante un caso de prevaricación por parte del alcalde, además de que es una discriminación evidente".

"Es la primera vez que me veo en esto"
El alcalde Arturo Ros explica que desde que se aprobó la ley que permite a los homosexuales contraer matrimonio civil, nunca en su municipio se había planteado un caso. Por ello, al llegarle la solicitud, tuvo "cargo de conciencia" porque "va en contra de mis creencias". Por ello, finalmente, pidió a la concejala que le dejara unos días para "reflexionar sobre el tema" ya que "ésto no se da todos los días y yo soy humilde y quería pensarlo". "Yo respeto la opción sexual de cada uno pero que me respeten a mí también", argumenta. "Tengo amigos homosexuales que no me han pedido que los case en el ayuntamiento por respeto a mí". No obstante, afirma que finalmente ha decidido autorizar la boda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada