2009/11/19

> Berria: Homofobia > PUERTO RICO: ACUSAN DE ASESINATO A SOSPECHOSO DE MATAR A JOVEN GAY "PORQUE SE LE INSINUO"

  • Acusan de asesinato a sospechoso de matar a joven gay porque 'se le insinuó'
  • Terra, 2009-11-19
Un hombre sospechoso de matar en Puerto Rico a un joven homosexual porque supuestamente 'se le insinuó' fue acusado de asesinato en primer grado, y las autoridades aún han dicho si lo procesarán bajo estatutos contra los crímenes motivados por prejuicio, aunque la comunidad gay presiona para que lo hagan.

Activistas de la comunidad gay se expresaron decepcionados porque el sospechoso no fue acusado de inmediato de un 'crimen por odio', y dijeron que las autoridades locales nunca han utilizado el estatuto a su disposición para procesar crímenes similares.

El cadáver de Jorge Steven López Mercado , de 19 años, apareció el viernes pasado en Cayey (centro) decapitado, descuartizado y calcinado.

El sospechoso, Juan Antonio Martínez Matos, de 26 años, supuestamente confesó el crimen y dijo que lo hizo porque López Mercado 'se le insinuó'.

El fiscal José J. Bermúdez dijo que el acusado fue a buscar prostitutas a la ciudad de Caguas (norte) y se llevó a la víctima, creyendo que era mujer.

Esa versión, sin embargo, ha sido desmentida por activistas de la comunidad gay, quienes aseguran que le acusado frecuentaba la zona y había contratado en el pasado a prostitutas y transexuales.

"Tiene una rabia profunda", dijo Bermúdez.
Martínez Matos fue acusado de asesinato en primer grado y encarcelado con una fianza de $4 millones.

El joven asesinado era conocido como voluntario de organizaciones que luchaban por la prevención del VIH/sida y por los derechos gay, y activistas planeaban vigilias en su memora en San Juan, Nueva York y Chicago.

"De toda la información que tenemos queda claro que esto fue un crimen por odio", agregó Pedro Julio Serrano, activista de la comunidad gay de Puerto Rico.

Según Serrano, si Martínez fuese procesado por los estatutos locales contra "crímenes por odio" vigentes en Puerto Rico desde 2002, enfrentaría automáticamente la pena máxima: Cadena perpetua.

El FBI aún no ha dicho si las autoridades federales tomarán el caso para procesarlo bajo la ley de "crímenes por odio" promulgada recientemente en EE.UU., que extiende a la categoría de preferencias sexuales las protecciones previamente reservadas a otras minorías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada