2009/11/11

> Berria: Abortua > LOS OBISPOS AMENAZAN CON EXCOMULGAR A QUIENES VOTEN LA LEY DEL ABORTO

  • Los obispos amenazan con excomulgar a quienes voten la Ley del Aborto
  • Trinidad Jiménez responde a las declaraciones de Martínez Camino sobre la Ley del Aborto
  • Público, 2009-11-11
La jornada en el Congreso de los Diputados ha dado para mucho más que para aprobar los presupuestos. Las declaraciones de Martínez Camino, secretario general de la Conferencia Episcopal, en las que asegura que aquellos políticos que voten la Ley del Aborto estarán en "pecado mortal" también han dado de qué hablar.

La primera en responder ha sido la Ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, que ha defendido que la Iglesia católica es "mucho más" de lo que representa Martínez Camino. Jiménez se refirió así a las declaraciones de Martínez Camino, que aseguró que los políticos que apoyen, voten o promuevan la ley estarán en "pecado mortal público" y no podrán comulgar.

Por su parte, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha eludido responder con un escueto "no contesto a Martínez Camino".

El secretario general de la Conferencia Episcopal hizo estas declaraciones durante el primer encuentro de los Desayunos Informativos del CEU. Camino respondió a las preguntas de los presentes sobre la opinión de la Iglesia respecto a aquellos políticos católicos que apoyan con sus votos la ley del Aborto.

En una de sus respuestas, el prelado sostuvo que lo que digan los partidos políticos "no cuenta" y sus miembros deberían situarse, a su juicio, "por encima" de los dirigentes políticos en esta cuestión. Para Martínez Camino, la afirmación 'quitar la vida a un ser inocente' no puede ser legítima y quien afirme ésto se halla "en contradicción con la ley Divina y católica" y caería en heregía.

A su vez, Camino amenazó con excomulgar a aquellos que colaboren directamente con la práctica del aborto. De este modo se refirió a los profesionales médicos que se ven ante esta situación y quiso agradecer el "coraje cívico y moral" de aquellos que se acogen a la objeción de conciencia. También rechazó que el aborto sea "un acto médico", porque para Camino "el embarazo no es una enfermedad".

Martínez Camino se dirigió también a las mujeres y dijo que aquellas que hayan abortado han de confesarse para redimir "su pecado" y conseguir "el perdón" de Dios. "Aunque hay pecados rojos como la púrpura, quedarán blancos como la nieve", ha afirmado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada