2009/11/10

> Berria: Indarkeria > IPARRALDEA: UN HOMBRE DE IRISARRI ESTRANGULA A SU ESPOSA Y A SU SUEGRA ANTES DE INTENTAR AHORCARSE

  • Un hombre de Irisarri estrangula a su esposa y a su suegra antes de intentar ahorcarse
  • Gara, 2009-11-10 # Idoia Eraso
Un hombre de sesenta y un años de Irisarri es sospechoso de haber estrangulado a su esposa y a su suegra ayer alrededor de las cuatro de la mañana. El sospechoso, J. P. M. se encuentra en el Hospital de Baiona después de haber tratado de ahorcarse. Se encuentra en hospitalización de oficio ya que una valoración siquiátrica ha determinado que su arresto es incompatible con su estado de salud mental.

Ayer a las cinco menos diez de la mañana la Gendarmería de Irisarri recibió la llamada del hijo del presunto asesino. Las fuerzas armadas encontraron en la casa del acusado y su familia los cuerpos si vida de M. J. M. y M. J.M., madre e hija de ochenta y cuatro y cincuenta y un años respectivamente.

Según informó el fiscal adjunto Marc Marié el sospechoso llamó a su hijo, que vive en las cercanías, después de cometer los actos y fue él el que impidió que el hombre llevase a cabo su intento de suicidarse.

Las causas de ambas muertes aún no han podido ser confirmadas. Las autopsias tuvieron lugar ayer por la tarde y los resultados probablemente se harán públicos hoy. Marc Marié declaró que no se encontraron armas en el lugar del crimen y que los primeros indicios hacen pensar que se trata de estrangulamientos. Por otro lado no se ha podido interrogar al sospechoso debido a la debilidad de su estado.

La mujer asesinada de mayor edad tenía un estado de salud muy delicado y estaba en cama. El sospechoso solía ser la persona que se ocupaba de ella la mayor parte del tiempo. El fiscal adjunto declaro que «Ambas personas parece que se llevaban muy bien, la relación era excelente. Según hemos podido averiguar se ocupaba muy bien de ella».

La familia originaria del valle de los Aldudes llevaba pocos años viviendo en Irisarri. Marié definió a la familia como «sin historia». El sospechoso no seguía ningún tipo de tratamiento. El hombre estaba jubilado después de haber sufrido un accidente en su trabajo.

En estos momentos se encargan de aclarar los hechos la Sección de Investigación de Pau, la Brigada de Investigación de Maule y la Brigada Territorial.

La semana pasada
Los de Irisarri no son los únicos hechos de este tipo que se han desarrollado en Ipar Euskal Herria en los últimos días, ya que la pasada semana en el barrio Marraq de Baiona un hombre de ochenta años mató a su mujer de setenta y siete antes de suicidarse. Según la carta que se encontró en el lugar de los hechos se trató de un suicidio pactado, pero legalmente la muerte de la esposa ha sido considerada como un asesinato. Parece ser que la reciente enfermedad del hombre había sumido a la pareja en la depresión.

Ambas muertes se desarrollaron con tiro de escopeta, y no como se hizo saben en un primer momento según la cual la mujer había muerto de una puñalada. Este error se debió al aspecto de la herida. Debido a este error el fiscal adjunto dejó muy claro que las muertes que ocurrieron ayer «daban la impresión de haber sido efectuadas a través del estrangulamiento» pero no quiso confirmarlo hasta tener los resultados de las autopsias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada