2009/11/05

> Berria: Eliza > JOSE IGNACIO MUNILLA, UN OBISPO INTERINO EN PALENCIA

  • Un obispo interino
  • Las permanentes especulaciones sobre su vuelta al País Vasco han acompañado la prelatura de monseñor Munilla
  • El Norte de Castilla, 2009-11-05 # Fernando Caballero . Palencia
A falta de confirmarse oficialmente el inminente traslado de monseñor José Ignacio Munilla Aguirre a San Sebastián, la Diócesis de Palencia continúa trabajando como si no hubiera transcendido la noticia. Los comentarios entre los sacerdotes fueron ayer, sin embargo, numerosos. Lo que desde hace unos meses era un rumor, ayer, con la publicación en varios medios y confidenciales de esta posibilidad, adquirió un carácter casi oficioso, a falta ya del anuncio oficial, lo que parece ser que se producirá en pocas semanas. Munilla, según estas informaciones, pasará a dirigir la importante diócesis de San Sebastián, en sustitución de Juan María Uriarte, quien a su vez cogió el testigo del polémico José María Setién.

Lo cierto es que desde que Munilla llegó a Palencia, en septiembre del 2006, no han cesado las especulaciones sobre su destino definitivo en el País Vasco, comunidad en la que nació en 1961, en concreto en San Sebastián, capital de la Diócesis que va a presidir. Munilla es un sacerdote vasco, con un conocimiento profundo del euskera y también de la compleja sociedad vasca, lo que le convierte en un obispo adecuado para ocupar una prelatura en esa autonomía.

Destino, San Sebastián
Lo que ha cambiado respecto a estas previsiones han sido los tiempos. La idea más extendida era que el traslado a una diócesis vasca -en un principio no tenía por qué ser San Sebastián- se produciría después de la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Madrid en el 2011, acontecimiento en el que Munilla tendrá un papel relevante como uno de los responsables del Departamento de Pastoral Juvenil de la Confederación Episcopal Española. Hasta entonces, habría cumplido cinco años en la Diócesis de Palencia, un periodo amplio para un obispo en su primer destino -fue consagrado en la catedral palentina el 9 de septiembre del 2006, a donde llegó directamente desde la parroquia donostiarra de Zumárraga-.

El destino definitivo será San Sebastián, sin duda el más complicado para él, ya que es de allí y ejerció su labor pastoral en Zumárraga con cierta independencia respecto a las directrices diocesanas de Uriarte, lo que le granjeó muchos rechazos por parte de sacerdotes y seglares, que no ven ahora con buenos ojos su más que posible nombramiento como obispo de San Sebastián. Vitoria era hasta hace pocos días el destino que se le atribuía.

José Ignacio Munilla prefiere mantenerse al margen de estas informaciones y declina realizar cualquier declaración sobre su posible traslado a la diócesis vasca. Es más, estos días está configurando con los delegados diocesanos la planificación para las próximas semanas. El obispo transmite un mensaje de continuidad, que se ha visto alterado por unas informaciones que se presentan más como noticias que como rumores y que son objeto de todo tipo de comentarios entre los representantes del clero palentino y donostiarra.

Nuevo nuncio del Papa
Estas informaciones coinciden con la reciente llegada a Madrid del nuevo nuncio del Papa en España, monseñor Renzo Fratini, que tiene entre sus prioridades cubrir varias vacantes de obispados, a las que se ha sumado ahora la de San Sebastián por el relevo de Juan María Uriarte, que presentó por razones de edad la dimisión hace ahora casi un año y medio.

José Ignacio Munilla se encuentra en la órbita ideológica más próxima al presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Antonio María Rouco Varela, y al Prefecto de la Congregación por el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos en el Vaticano, el también cardenal Antonio Cañizares, dos dignidades eclesiásticas próximas al Papa Benedicto XVI. Si se confirma su traslado a San Sebastián, Munilla tendría libertad plena y el apoyo total de sus superiores para dirigir la complicada diócesis donostiarra, sobre todo en las relaciones con los nacionalistas del PNV, por un lado, y con el gobierno que preside el socialista Patxi López con el apoyo del PP, por otro. Con estos últimos conectaría más que con aquéllos en aspectos como el apoyo a las víctimas del terrorismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada