2009/12/18

> Berria: Eliza > MUNILLA ESCONDIA EN SU ORDENADOR UNA LISTA NEGRA DE CURAS VASCOS

  • Munilla escondía en su ordenador una lista negra de curas vascos
  • Un franciscano denuncia que el nuevo obispo conspiraba contra sus compañeros
  • Público, 2009-12-18 # Jesús Bastante . Madrid
"Cuando Munilla fue nombrado obispo de Palencia se dejó olvidada una carpeta en el ordenador parroquial de Zumárraga. Días más tarde, quiso hacer una copia de esa carpeta y borrarla. La había llamado Mafia". Esta es la denuncia que ayer hizo pública el teólogo vasco Joxe Arregui, uno de los firmantes del comunicado de los curas vascos en contra del que se convertirá el próximo 9 de enero en su pastor por deseo del Papa Benedicto XVI.

En declaraciones al portal Catalunya-Religió.cat, el teólogo franciscano reveló que, durante sus años como sacerdote en Zumárraga, José Ignacio Munilla guardaba "fichas" de sus compañeros de presbiterio y de otros sacerdotes pertenecientes a la diócesis de Guipúzcoa.

"Tal y como le consta a mucha gente que ha tenido acceso a ella, hay clarísimos elementos de conspiración o de maniobras eclesiales un poco turbias" en esas fichas, continúa el religioso, quien añade que en la citada carpeta "aparecen conversaciones y escritos de los obispos más integristas de la Conferencia Episcopal Española".

Quiso recuperar el archivo
Cuando Munilla se percató del olvido, envió a una persona de su confianza "para hacer una copia de la misma y borrarla", continúa Arregui su relato. Sin embargo, el enviado de Munilla fue pillado "con las manos en la masa". Hace dos semanas, el propio Arregui escribió una carta abierta al nuevo obispo en el Diario de Navarra criticando la "burda provocación" que suponía su nombramiento. En opinión del franciscano, la designación para suceder a Uriarte "se sitúa dentro de la política vaticana de restauración de la Iglesia preconciliar". "Su candidatura ha sido impuesta sobre otras por las poderosas influencias de monseñor Rouco Varela", añadía Arregui, quien veía en todo el proceso "la culminación del expreso propósito de someter a las diócesis vascas al proyecto teológico, eclesial y político dominante del episcopado español".

Harto de las críticas
Desde la diócesis de Palencia, estas denuncias resultan "alucinantes". En privado, colaboradores de Munilla constatan que el obispo "está tranquilo y seguro de la misión que se le ha encomendado", aunque también "un poco harto" de las críticas.

"Él va a llegar a San Sebastián sin ningún prejuicio y con ganas de hablar con todos sus sacerdotes, sin distinción", aclararon dichas fuentes, quienes insistieron en que Munilla "sigue firme" en su intención de tomar posesión pese a quien pese y por más denuncias que salgan en su contra. "No va a renunciar al encargo que le ha hecho el Santo Padre", apuntan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada